viernes, 22 de febrero de 2019

Rusia: Cómo son los misiles hipersónicos que dan miedo a USA

Cómo son los misiles hipersónicos con los que Rusia amenaza a Estados Unidos

Moscú tiene a su disposición al menos cuatro de estas nuevas armas que han motivado una carrera tecnológica con Washington y Beijing y que Vladimir Putin invoca en sus discursos. Cómo funcionan, qué capacidades tienen y quién fabrica los proyectiles que pueden definir las guerras del futuro
Infobae


  Un misil hipersónico Kinshal montado en un cazabombardero Mig-31

Las amenazas realizadas el miércoles por el presidente de Rusia, Vladimir Putin, de lanzar una respuesta "inmediata" hacia los "centros de toma de decisión" en caso de que Estados Unidos despliegue misiles de medio y corto alcance en Europa tras la caída del tratado INF, se ha convertido en la última escena de una escalada de tensiones y carrera armamentística entre las dos principales potencias que mantiene al mundo en vilo.

Especialmente ya que Putin celebró en el mismo discurso ante el parlamento ruso los últimos desarrollos de su país en misiles hipersónicos, las nuevas y misteriosas armas por las que compite con Estados Uniods y también China.

El mandatario ruso mencionó el lanzamiento exitoso de un misil antibuque 3M22 Zircon, que aseguró puede alcanzar una velocidad Mach 9 (11.110 kilómetros por hora) y un rango superior a los 1.000 kilómetros, pero no es ésta la única arma hipersónica que se encuentra desarrollando el Kremlin, y ni siquiera es el de las características más sorprendentes.

Los misiles hipersónicos son aquellos que se trasladan a más de cinco veces la velocidad del sonido, es decir MACH 5 o 6.174 kilómetros por hora, sin alcanzar las capacidades extremas de los más convencionales misiles balísticos intercontinentales (ICBM).
  El presidente de Rusia hablando frente al parlamento (Reuters)

En comparación, los cazabombarderos más rápidos vuelan a una velocidad cercana al MACH 2 (2.469 km/hora), los ICBM estadounidenses Minuteman III a MACH 23 (28.400 km/hora) y los misiles de crucero lo hacen a una velocidad cercana al MACH 1 (1.234 km/hora).

Pero más allá de números, los misiles hipersónicos se caracterizan por alcanzar un punto medio entre los misiles de crucero y los balísticos y se cree que podrían definir las guerras del futuro.

Los de crucero, como los Tomahawk estadounidenses o el Kalibr ruso, suelen estar propulsados por turbinas convencionales y son relativamente lentos y de corto alcance pero muy precisos ya que pueden realizar maniobras, cambiando curso y altitud, y alcanzar sus blancos desde diferentes ángulos a través de sus avanzados sistemas de navegación. Pueden llevar cargas de explosivos convencionales o bien artefactos nucleares.

Por su escasa velocidad son vulnerables a los cazas o los escudos antimisiles como los Patriot o Thaad estadounidenses o los S-300 y S-400 rusos. Pero, al mismo tiempo, su costo es relativamente bajo y se suelen utilizar en grandes números, por lo que su uso suele ser táctico (es decir contra blancos militares o logísticos).
  El SATAN II, principal ICBM ruso

Los misiles balísticos, de corto, mediano y largo alcance, están propulsados por cohetes y alcanzan velocidades extremas y llegan a volar por fuera de la atmósfera, especialmente en sus variantes ICBM (desplegados sólo por Rusia, Estados Unidos, Reino Unido, Corea del Norte, China y la India), que los convierte en casi imposibles interceptar por cualquier sistema defensivo existente y tienen un alcance casi planetario.

Al mismo tiempo, su precisión es mucho menor ya que no pueden cambiar de rumbo ni maniobrar sino que cumplen una ruta preestablecida y describen un arco en su trayectoria a través de distancias también extremas.

Aunque algunos ICBM avanzados cuentan con ojivas múltiples, es decir que en vuelo pueden lanzar ataques contra diferentes blancos, aún así su precisión es tan baja y su costos tan altos que su operación sólo se reserva para ataques nucleares contra ciudades, es decir un uso estratégico.

En este contexto, los misiles hipersónicos llenan un espacio: aunque sin llegar a las velocidades extremas de los misiles balísticos, son lo suficientemente rápidos para no poder ser interceptados, pero al mismo tiempo pueden maniobrar y modificar su rumbo como los misiles de crucero y alcanzar altos niveles de precisión.


Silo de lanzamiento del misil hipersónico Avangard

Se cree que Rusia está desarrollando cuatro misiles hipersónicos.


El Yu-74 Avangard, a la vanguardia


El más avanzado es el Avangard (Vanguardia), un denominado Vehículo de Planeo Hipersónico (HGV, en inglés) que es lanzado por un ICBM hasta salir de la atmósfera (a unos 100 kilómetros de altura) y luego vuelve a entrar en su descenso final sobre el blanco.

Tras separarse del ICBM, el Avangard puede luego maniobrar libremente a una velocidad de Mach 20 (24.696 kilómetros por hora), haciendo su trayectoria impredecible.

De acuerdo al sitio de monitoreo de amenazas misilísticas Missile Threat, su alcance llegaría a los 6.000 kilómetros y podría llevar una ojiva de dos toneladas con capacidad nuclear de 2 megatones. Es decir que puede transportar una bomba atómica a un blanco a 6.000 kilómetros de distancia en 14 minutos sin que su trayectoria pueda ser anticipada y con gran precisión.

El Avangard, conocido en sus inicios como Proyecto 4202, comenzó a ser desarrollado en la década de 1980 en el Instituto de Tecnología Termal de Moscú y se cree que fue probado 14 veces entre 1990 y 2018.

Putin aseguró también en 2018 que el misil había terminado su desarrollo y entraría en producción en la planta de fabricación de la empresa Votkinsk, ubicada en la ciudad del mismo nombre e históricamente dedicada a los misiles balísticos, alcanzando los arsenales rusos en algún momento de 2019.

El misil antibuque 3M22 Zircon

Más acotado en sus capacidades y rol, el Zircon referenciado el miércoles por Putin comenzó a ser desarrollado en la década de 1990 y se trata de un misil antibuque que puede ser lanzado por aviones, submarinos, naves de superficie e incluso desde tierra.

Se estima que su velocidad máxima es MACH 6 o 7.400 kilómetros por hora con un alcance de 600 kilómetros, y Moscú asegura que por su capacidad de maniobra puede superar cualquier defensa ofrecida por potencias occidentales, según reportes de Missile Threat.


  Representación del misil hipersónico Zircon (@EpicentrumMagz)

El Zircon fue desarrollado por NPO Mashinostroyeniya en Reutov, oeste de Rusia, una ex compañía soviética responsable de numerosos misiles militares y vehículos espaciales durante la Guerra Fría. Es parte de la Coporación de Misiles Tácticos ubicada en Moscú.

El flexible KH-47M2 Kinzhal

Este misil hipersónico con capacidad nuclear fue diseñado para ser lanzado desde un avión, y posiblemente desarrollado a partir de los Iskander-M, según Missile Threat.

Como aquellos, se cree que podría ser operado por los cazabombarderos Mig-31 o también los bombarderos Tu-22M, pero a diferencia de los Iskander-M podría alcanzar velocidades de hasta MACH 10 (12.348 kilómetros por hora) y maniobrar en vuelo.

El alcance de los Kinzhal (Daga, en ruso) se estima en cercano a los 2.000 kilómetros, pero precisamente por ser lanzado desde un avión esto podría ser mayor, al tiempo que su despliegue se hace mucho más flexible.

Un misil hipersónico ruso Kinzhal, bajo el fuselaje de un Mig-31

Su ojiva tiene un peso de 480 kilógramos y puede incluir armas nucleares tácticas, es decir de un poder destructivo limitado.

De acuerdo a la agencia rusa Tass, fue probado con éxito y entró en servicio en 2017, siendo luego presentado formalmente por Putin en 2018. Aunque no se sabe exactamente quién los fabrica, la producción de sus antecesores, lo Iskander-M, se hace también en la planta de Votkinsk

El Kh-90, pionero

El más antiguo de los misiles hipersónicos rusos es el Kh-90, conocido en Occidente como el AS-X-19 Koala. Su diseño comenzó en 1976 como un misil de crucero convencional con la capacidad de alcanzar altas velocidades.

Fue también pensado para ser lanzado desde aviones de combate, especialmente utilizando el bombardero Tu-95, aunque con el tiempo se extendió su despliegue a submarinos, buques y incluso plataformas terrestres.
  El momento de lanzamiento de un Kinshal

De acuerdo a la organización Global Security, el Kh-90 llegaba a velocidades cercanas a MACH 4 (4.940 kilómetros por hora), aunque hubo reportes de que esto se extendió hasta MACH 10 (12.348 kilómetros por hora), con un alcance de 3.000 kilómetros y capacidad de llevar ojivas nucleares.

Su desarrollo se vio afectado por la falta de fondos durante la década de 1990 y tras la caída de la Unión Soviética, y no está claro si sigue siendo utilizado por Rusia. Al igual que el Zircon, se fabricaba en NPO Mashinostroyeniya.

jueves, 21 de febrero de 2019

Análisis: Poder aéreo indio vs pakistaní

Poder aéreo indio y paquistaní

Weapons and Warfare





India y Pakistán, las dos principales potencias en el sur de Asia, han estado atrapados en hostilidad mutua desde la partición del subcontinente indio en agosto de 1947. El trauma de la partición llevó a la matanza humana, el derramamiento de sangre y la violencia en ambos lados. Además, la ocupación forzosa por parte de Pakistán de un tercio del valle de Cachemira en la guerra de 1947-1948 con la India se convirtió en una causa fundamental de su perpetua animosidad. Desde entonces, los países han librado tres guerras: en septiembre de 1965, diciembre de 1971 y mayo de 2000 (el conflicto de Kargil).

Las percepciones de amenaza mutua impulsaron a Islamabad y Nueva Delhi no solo a elevar sus fuerzas armadas sino también a aumentar y mejorar el poder aéreo como parte integral de la estrategia militar para garantizar la máxima seguridad y salvaguardar la integridad territorial y la soberanía.

En el momento de la partición, las naciones heredaron una fuerza aérea dividida que era débil en términos cuantitativos y cualitativos. Los activos de la Royal Indian Air Force se dividieron en un tercio, según el cual Pakistán e India obtuvieron dos y seis escuadrones de caza, respectivamente. En vista de la ventaja militar de India, los líderes de Pakistán apostaron fuertemente por el poder aéreo mientras estructuraban a la fuerza aérea pakistaní en una estrategia táctica y ofensiva para contrarrestar cualquier amenaza india a su seguridad. Su fuerza aérea obtuvo un impulso potencial de los Estados Unidos cuando Pakistán se unió a las alianzas militares patrocinadas por los Estados Unidos (SEATO en 1954 y CENTO en 1955).



Como resultado, Pakistán adquirió F-104A Starfighters, B-57B Canberras, el altamente sofisticado caza F-16 y AWACS de los Estados Unidos. Pakistán recibió apoyo adicional de Francia (combatientes de la serie Mirage), China (MiG-21, F-6, F-7P), Australia (Mirage III) y países musulmanes de Medio Oriente.

India buscó en la antigua Unión Soviética el hardware militar para cumplir con sus requisitos de defensa. India adquirió cazas MiG-21 de Moscú y Mirage 2000 de París en las décadas de 1970 y 1980, además de Jaguars del Reino Unido. La fuerza aérea india agregó 44 cazas MiG-27 a su inventario durante 1992-1993.

En vista de estos desarrollos, el gobierno pakistaní dio un anticipo de $ 600 millones a los Estados Unidos para comprar 40 aviones F-16 adicionales, pero no fueron entregados cuando la primera administración Bush impuso un embargo de armas a Pakistán en octubre de 1990 bajo el mandato de Enmienda de Pressler (1985), que prohibía la asistencia militar y económica de los Estados Unidos a cualquier país que se dedicaba a construir armas nucleares. La administración Clinton modificó la Enmienda Pressler en enero de 1996, como una exención única que le permitió a Pakistán obtener asistencia militar y piezas de repuesto por un valor de $ 368 millones.


Después de las pruebas nucleares realizadas en mayo de 1998 por India y Pakistán, ambos países incrementaron su poderío aéreo y reemplazaron a los aviones viejos. India adquirió dos AWACS A-50 de Rusia; ningún otro país en la región posee tales aeronaves. India ya había adquirido Su-30 y MiG-29 de Rusia bajo el acuerdo de defensa. Durante la visita del presidente ruso Vladimir Putin a la India en 2000, los países firmaron acuerdos de defensa. Rusia entregará material militar por valor de $ 3 mil millones, incluidos los cazas Su-30, el portaaviones Almirante Gorshkov y dos escuadrones de cazas MiG-29K. Además, la India fabricará 140 aviones Su-30MKI bajo licencia y actualizará 50 aviones Su-30. India está tratando de obtener al menos un sistema de alerta temprana en el aire de Israel. Se espera que la entrega de 10 Mirage 2000Hs de Francia al costo de $ 328 millones se complete en 2004. Esto le dará a la India una ventaja aérea sobre Pakistán. India planea comprar 350 aviones multiusos y otros dispositivos a un costo estimado de $ 25 mil millones durante 15-20 años.

En respuesta, Pakistán está avanzando hacia el campo 150-200 S-7 aviones de combate multiusos, reemplazando su antigua flota de F-6, A-5 y F-7. Los S-7s tendrán la capacidad de apuntar hacia abajo, derribar, combate nocturno y capacidad de interferencia electrónica. El S-7 es un proyecto de multimisión y multiusos iniciado por Pakistán desde 1991. Pakistán está en el proceso de adquirir el último avión F-7MG de China.



Los presupuestos de defensa de India y Pakistán para el año fiscal 2000/2001 muestran que el desembolso de defensa de la India es cuatro veces mayor (R587.87 mil millones) que el de Pakistán (R133.5 mil millones). Pero en términos de producto interno bruto, India gasta 3.2 por ciento en defensa, mientras que Pakistán gasta más de 4 por ciento. La tabla anterior ilustra la fuerza comparativa de los aviones de ataque de alto rendimiento con capacidad nuclear de India y Pakistán hasta 1999.

India y Pakistán continuarán modernizando sus fuerzas aéreas como una estrategia contraofensiva y continuarán preparando sus aviones de combate para la entrega de armas nucleares, además de mejorar varios sistemas de misiles.

miércoles, 20 de febrero de 2019

Avión multiuso: Aermacchi AM.3 Bosbok


Aermacchi AM.3 Bosbok

Wikipedia

El Aermacchi AM.3 fue el resultado de una empresa conjunta entre Aermacchi y Aeritalia (entonces Aerfer Industrie Aerospaziali Meridionali) en respuesta a un requisito del Ejército italiano para que una aeronave reemplace el Cessna L-19, y fue inicialmente designada como MB-335.



Diseño y desarrollo

El prototipo AM 3 se muestra en el Salón Aéreo de París en junio de 1967.



El AM.3 utilizó el diseño del ala del avión utilitario Aermacchi AL-60, reforzado para incorporar dos puntos de referencia. El fuselaje era un nuevo diseño. [1]



El primer prototipo, construido por Aermacchi, voló el 12 de mayo de 1967, y se mostró en el espectáculo aéreo de París en junio de ese año. [1] El segundo prototipo, construido por AERFER, voló el 22 de agosto de 1968, pero la aeronave perdió el contrato del Ejército italiano ante el SIAI Marchetti SM.1019. Sin embargo, Aeritalia continuó su desarrollo.



El tercer prototipo utilizó un Lycoming GSO-480-B1B6 más potente construido en Piaggio en lugar del Continental GTSIO-520-C original, y esta variante fue designada AM.3C



El piloto y el observador se acomodan en posiciones en tándem, y la nave cuenta con controles duales. El espacio de popa es utilitario, proporcionando espacio para dos camillas o espacio de asiento para pasajeros adicionales. Las configuraciones adicionales incluyen el transporte de mercancías.



Las configuraciones de armamento también son diversas. Dos torres de soporte estándar podían transportar 170 kg (375 lb) de tiendas cada una. El armamento típico incluye ametralladoras, cohetes, bombas y misiles. Los paquetes de reconocimiento podrían instalarse en el fuselaje o dentro de él. Pilones adicionales fueron agregados a menudo por los clientes.

Bosbok



Cabina de Bosbok



En septiembre de 1970, la Fuerza Aérea de Sudáfrica ordenó 40 AM.3C, designando a la aeronave Bosbok AM.3CM (Bush-buck). [1] El primer avión se hizo cargo en marzo de 1973, y las entregas continuaron hasta diciembre de 1975, equipando a 41 Escuadrón y 42 Escuadrón.



El Bosbok vio una amplia acción durante las operaciones militares sudafricanas en Angola entre 1975 y 1989, durante la cual se vistió con un camuflaje verde oliva / terráqueo oscuro en lugar del esquema de pintura gris claro en el que fue entregado.



Los Bosboks de la SAAF tenían cuatro puntos de apoyo de los cuales se podía colgar una variedad de artefactos, entre ellos vainas de ametralladoras, bombas de luz y vainas de cohetes de humo. Cada uno de los dos puntos duros internos se tensó para una carga de 170 kg (375 lb), mientras que los dos puntos externos se tensionaron para una carga de 91 kg (200 lb).



Los roles desempeñados por Bosbok en el servicio SAAF incluyen:
  • Control aéreo delantero
  • Relé de radio (conocido como "servicio Telstar" por la SAAF)
  • Marcado de blancos (utilizando cohetes de humo)
  • Reconocimiento / observación (incluida la localización de artillería)
  • Casevac
  • Enlace
Fue en el peligroso papel de marcado de blancos que realmente sobresalió el Bosbok, en el que utilizó la siguiente técnica: la aeronave correría hacia el objetivo a la altura de la parte superior del árbol, jale hasta unos 92 m (300 pies) cuando casi por encima del objetivo, alinee la nariz con el objetivo y suelte los cohetes, antes de alejarse rápidamente y volver a zambullirse hasta el nivel de la parte superior de un árbol para evitar el incendio en el suelo.



Usando este método, a un Bosbok se le atribuyó una vez la destrucción de una posición de arma antiaérea completa de 37 mm con un golpe directo afortunado de uno de sus cohetes marcadores de humo.





Tras el final de la participación de Sudáfrica en la guerra de Angola en 1989 y la subsiguiente reducción del SAAF, el Bosbok se retiró del servicio en 1992.

Especificaciones (AM-3CM)


Características generales

Tripulación: Dos, piloto y observador.
Longitud: 8.73 m (28 pies 8 pulg.)
Envergadura: 11.73 m (38 pies 6 pulg.)
Altura: 2.72 m (8 pies 11 in)
Peso en vacío: 1,080 kg (2,381 lb)
Peso cargado: 1,500 kg (3,300 lb)
Max. Peso de despegue: 1,700 kg (3,748 lb)
Central eléctrica: 1 × Motor de pistón Lycoming GSO-480-B1B6, 253.5 kW (340 CV)

Rendimiento

Velocidad máxima: 278 km / h a 2,440 m (173 mph a 8,000 pies)
Rango: 990 km (619 mi)
Potencia / masa: 170 W / kg (0.10 hp / lb)

Armamento

Hasta 2 vainas de ametralladoras.
Dos bombas de 170 kg (375 lb) o cuatro bombas de 91 kg (200 lb)
Hasta 4 vainas de cohetes de humo

Operadores

Italia
Ejército italiano (20) [2]
Ruanda
Fuerza Aérea de Ruanda (3) [2]
Sudáfrica
Fuerza Aérea Sudafricana (40) [2]
  • 41 Escuadrón SAAF
  • 42 escuadrón SAAF
Estados Unidos
Escuela Nacional de Pilotos de Prueba (1)