domingo, 28 de septiembre de 2014

Ases: Ion Dobran (Rumania)

Ion Dobran - el último alero de Serbanescu  



 

Escrito por Víctor Nitu. 
Traducción EMcL

Ion Dobran nació el 5 de febrero de 1919, en Valeni Podgoria. Terminó la escuela primaria en Bucarest, la escuela militar de alta en Târgu Mures y el 10 de mayo de 1941, la Escuela de Oficiales de la Fuerza Aérea, en Bucarest. 

Hasta octubre de 1941, el subteniente aviador Ion Dobran es asignado a la Escuela de Caza en Ghimbav y luego enviado al 48 ª Escuadrón (9º Grupo de Caza -GC9), que estaba equipado con cazas IAR-80. Después del primer ataque de la USAF (Operación Halpro), el GC9 de se le dio la misión, junto con otros grupos, para defender el territorio. En marzo de 1943, el IAR-80 es sustituído por Me-109Gs y, en agosto, el GC9 comienza a reemplazar al GC7 (el proceso fue gradual). En la primera fase, 10 pilotos fueron enviados al frente (el 14 de agosto) y luego vino el descanso después de unos meses. El Subteniente Aviador Ion Dobran fue uno de esos hombres. 

Su primera misión fue el 15 de agosto (segundo día) y con un poco de suerte podría haber sido su primera baja, a pesar de que fueron 2 en contra 8 Yaks rusos. Pero el día no había terminado. Los soviéticos atacaron la pista de aterrizaje con Il-2s y Yaks, pero sin resultados. Vinieron de nuevo durante la noche con la Po-2 (biplanos obsoletos volados por mujeres). Estos fueron llamados los "escuadrones inquietantes" por los pilotos de Rumania, porque por lo general las bombas cayeron cerca de la base. Sólo perturbaban su sueño. Pero después de un tiempo, Dobran se acostumbró a ello. 

Su derribo llegó por primera vez el 6 de septiembre de 1943. Se trataba de un Il-2 de una formación que había atacado sólo el aeródromo. El segundo fue el 25 de septiembre. Él estaba en una misión de escolta y los Stukas fueron atacados por los Yaks. Después de la segunda ráfaga del cañón de 20 mm, una parte del ala del avión soviético cayó. 

El 23 de octubre, el GC9 sustituyó por completo el GC7, pero 14 pilotos permanecieron en el nuevo grupo. Eran los mejores pilotos de Rumania había entonces: Cantacuzino, Serbanescu, Milu, Greceanu, Mucenica y otros. 

Su primer derribo en 1944 fue el 26 de febrero, cuando estaba en la patrulla como escolta de Serbanescu. Fue la tercera misión de ese día. Cerca de Krivoirog combatieron contra 6 Yaks. Serbanescu perdió uno, pero Dobran lo siguió y le llevó sólo una ráfaga de su arma de 20 mm MG 151 para mandarlo a tierra. Serbanescu luego atacó a otro y no perdió este momento. 

En marzo fue ascendido a teniente y en abril el GC9 estaba en el campo de aviación Tecuci, en Rumania. Durante el verano de 1944, voló misiones contra americanos y soviéticos. En su primera pelea de perros en el territorio nacional, Dobran derribó un Yak-7 el 11 de abril. El 17, después de una batalla regular con más de 30 Sturmoviks y sus acompañantes, fue acreditado con una probable Il-2. 

El 11 de mayo fue un día ajetreado para el teniente aviador Ion Dobran. En la primera misión del día de los seis rumanos "Gustavs" que participaron atacaron a varios La-5s soviéticos. Atacaron de una picada. Debido a la alta velocidad del avión, Dobran no pudo corregir su fuego y el enemigo se escapó. En la segunda misión se encontraron con otro La-5. Esta vez, maniobró correctamente y disparó a uno. También vio a un Pe-2 la formación y se acercó a ella, pero cuando trató de fuego, las armas no funcionaban. 

Otro día memorable fue 30 de mayo. Fue piloto de flanco de Cantacuzino. Se atacaron a 8 Aircobras. Dobran escribió en su diario que el as, simplemente jugaba con ellos. Los soviéticos lograron sólo ponerse en ángulos de 90 ° y disparar. En la tercera misión, Dobran tuvo la oportunidad, pero la desperdició. En la cuarta misión se encontraron con 12 Il-2 protegidos por 8 Yaks. Su avión disparó a los escoltas, que de inmediato tomaron acciones evasivas. Dobran agregó uno de ellos a su lista de derribos. 

 

El 6 de junio, el GC9 voló por primera vez contra los americanos. El Tte. Av. Dobran estaba jugando al bridge con Mucenica, Şenchea y Simionescu, cuando se dio la alarma. Se quitaron rápidamente y debido a esta carrera, que terminó sin un piloto de flanco. Vieron la formación USAAF y luego se dieron cuenta que estaban solo. Debajo de él había cuatro monoplanos y pensó que eran "Gustavs" del 56to Escuadrón. Cuando se acercó reconoció a los Mustangs. Volaban como si estuvieran en un desfile. Dobran se zambulló y le disparó al de la derecha. El humo comenzó a salir del avión. Los otros se dispersaron. Fue por los atacantes, pero disparó desde lejos, porque los Mustangs estaban cerrándose. Picó hacia abajo y lograron librarse de dos de ellos después de algunas acrobacias. Pero el que permaneció le disparó. 

Su siguiente derribo para Dobran llegó el 26 de julio, el "día negro" de GC9. Serbanescu y Cantacuzino fueron a Bucarest, por lo que el Capitán Aviador Popescu-Ciocănel estaba a cargo. La estación de radar anunció que una formación de cerca de 20 bombarderos estaban cerca de Barlad y que casi no tenía escolta. De hecho, había muchos, muchos cazas. Los pilotos de Rumania derribaron 11 P-38s, pero perdieron 7 aviones. Más importante fue la pérdida de 6 buenos pilotos: Aviador adjunto Pavel Ţurcanu, aviador adjunto Emil Balan y Aviador adjunto Alexandru Economu (KIA). El Cap. Av. Popescu-Ciocănel murió de las heridas el 12 de agosto. Mucenica y Rădulescu permanecieron en el hospital por un largo tiempo. Sólo el Tte.Av. Ion Dobran no tuvo ni un rasguño, cuando fue derribado ese día. 

Pero el día más triste de GC9 y el de la fuerza aérea rumana fue el 18 de agosto. Serbanescu lo tomó como su piloto de flanco. Fueron 13 en total. Se engancharon con un enjambre de Mustangs. Durante la pelea de perros, el as maniobró con rapidez y dejó Dobran mucho detrás de él. Un Mustang estaba en su cola. El aviador Traian Darjan le dijo a Serbanescu que mirara hacia fuera, pero él no hizo nada. El americano disparó y el Me-109 G "Amarillo 1" se fue a tierra. Se comunicó ese día sólo con el control en tierra. Es probable que su radio estuviese funcionando mal y no escuchara a sus hombres de flanco. 

El 20 de agosto, el Tte.Av. Dobran estaba de patrulla como improvisado ala "BAZU" de Cantacuzino. Ambos derriban un Yak. Después del 23 de agosto, cuando Rumania solicitó un armisticio, los alemanes empezaron a bombardear a Bucarest y el GC7 y el GC9 fueron traídos para interceptar al enemigo. Así, los días 25, Dobran derribaron un He-111. Esta fue su último derribo en el aire. 

En septiembre, el GC9 se fue a Transilvania, junto con el resto de la Fuerza Aérea de Rumania, que lucha por la liberación de esta provincia rumana (en 1940 le fue dado por el tratado de Viena a Hungría). El 15, el grupo atacó un aeropuerto húngaro, cerca de Cluj. El Teniente av. Ion Dobran destruyó un Re-2000 en el terreno. 

Luchó hasta el final a Checoslovaquia, a través de Hungría, pero había muy pocos alemanes y húngaros en el aire a finales de 1944 y en 1945. El 9 de mayo de 1945 se voló sus dos últimas misiones. La acompañó un avión de reconocimiento RAP-39, que lanzaron octavillas de propaganda, y luego voló en formación, con el Cap. Av. Constantin Cantacuzino. 

El Teniente Av. Ion Dobran tenía al final de la guerra unas 340 misiones, 74 combates, 10 victorias en el aire y uno en el suelo. Había sido derribado tres veces. 

El 13 de marzo de 1946 es promovido a capitán y 7 de junio 1950 a Mayor. En 1952, Ion Dobran es despedido, porque él era un oficial del ejército real y no aptos para el "nuevo ejército del pueblo". Es calificado como un operador de torno en la "fábrica Timpuri Noi". Pero en 1964, tuvo suerte y volvió a volar, pero en la aviación civil. En 1973 se retiró de TAROM (las compañías aéreas de nacionalidad rumana). Él todavía está vivo y bien en Bucarest. 

 
Teniente Av. Ion Dobran en su cabina

Aces Stories (c)

No hay comentarios:

Publicar un comentario