martes, 9 de julio de 2013

ABA: Operaciones contra aéreas - Parte II

Ataque a Bases Aéreas 

Historia - Parte II


La Campaña del Sinaí-Suez de 1956

En 1956 la Fuerza Aérea de Egipto estaba equipada con 80 cazas MiG-15, 45 IL-28, 82 Meteor y Vampire y 200 otras aeronaves. Los ataques británicos y franceses predominaron contra las bases aéreas de Egipto durante la retoma del Canal de Suez. El primero ataque fue de noche contra las bases en Egipto. Con bombardeo a gran altitud y poco preciso, la Fuerza Aérea de Egipto sobrevivió asimismo sin protección. El ataque de los cazas siguieron por la mañana en el día 1 y 2 de noviembre. Hasta el día 2 la Fuerza Aérea de Egipto fue destruida en el suelo. La mayoría de las bases fue cerradas por los bombarderos.

Los ataques fueron lanzados de portaviones en el Mediterráneo, y a partir de bases en el Chipre y Malta, y bases israelíes. en las bases de Nicosia y Acrotiri en el Chipre las aeronaves no fueron protegidas y ni camufladas, pero también no fueron atacadas por los egipcios y apenas un ataque terrorista saboteó un Hunter.

En la base de Almaza había ocho MiG-17 que estaban camuflados próximo al hangar y no fueron atacados por la primera onda de ataque. Las incursiones siguientes los alcanzaron, pero se fuesen movilizados podrían haber sobrevivido. Eso muestra que la protección rápida y mismo engaño rápido puede ser eficiente para proteger cazas en los patios.

La Base egípcia de El Gamil fue blanco de asalto paracaidistas por lo Tercero Para. Luego que el ataque de cazas embarcados, 600 paracaidistas saltaron en la base en la mañana de 5 de noviembre seguidos de equipamiento pesados. Los obstáculos en la pista fueron usados como cobertura por los paracaidistas. La pista fue limpia en 30 minutos y pasó a aceptar aeronaves al mediodía.

El Egipto usó tácticas de volar cazas hacia países amigos como Siria y Arabia Saudita como se hizo en Vietnam y Corea, pero no fue efectivo en el Golfo con los iraquíes huyendo hacia Irán. El conflicto mostró que aeronaves estacionadas en patio abierto son blancos fáciles. La Fuerza Aérea Israelí observó el éxito de los ataques británicos y franceses y pasó a planear ataques preventivos contra los vecinos árabes.

La Guerra de los Seis Días - 1967
 La Guerra de los Seis días comenzó en la mañana de seis de junio de 1967 con la Fuerza Aérea Israelí atacando bases aéreas del Egipto en la Operación Moked. Los Israelíes estudiaron cuidadosamente los ataques británicos y franceses contra Egipto durante la crisis de Suez y notaron el resultado malo de los bombarderos nocturnos a media altitud. Concluyeron que la mejor técnica sería un ataque diurno a baja altitud. Nuevamente Egipto estaba totalmente falto de preparación para este tipo de ataque y no tomó medidas preventivas para defender sus bases aéreas ó proteger sus aeronaves.

La Operación Moked (foco) fue planeada durante cinco años, con datos de inteligencia militar de todas las fuerzas aéreas árabes (personal, bases, aviones, etc) recogidos diariamente. Fue considerado detalles como el horario del café de la mañana de los pilotos hasta donde permanecían los blancos falsos.

El objetivo de la operación era conseguir la superioridad aérea en una guerra contra las naciones árabes dentro de una ventana temporal de 6 horas. Israel no podría trabar una guerra defensiva ó de desgaste contra los Árabes, lo que era lo esperado. Solamente una acción preventiva podría evitar la destrucción del país. La defensa contra un ataque aéreo era difícil, porque el país era demasiado pequeño para que cualquier sistema de ese tiempo diera aviso anticipado a los cazas israelíes para que levantaran vuelo. El Cairo permanecía a 25 minutos de vuelo de Tel Aviv, pero Tel Aviv distaba apenas 4 minutos y medio de vuelo de la base aérea egipcia avanzada de El Arish.

La operación fue ensayada intensamente en el desierto del Negev, donde los pilotos israelíes practicaron vuelo rasante, bombardeo de precisión y destrucción de modelos de blancos terrestres semejantes a los aeródromos egipcios.

Israel tenía 196 cazas de primera línea siendo que permanecieron cuatro en la defensa en tierra incluyendo un MiG-21 iraquí que desertó. Los árabes tenían ya para esos tiempos más de 600 cazas de primera línea.

El objetivo inicial era atacar nueve aeródromos en Egipto: El Arish, Jebel Libni, Bir Gifgafa y Bir Thamada en el Sinai; Fayid y Kabrit, en el Canal de Suez; Abu Sueir y Cairo Oeste, en la área del Delta; y Beni Sueif a cerca de 100 km al Sur del Cairo.

Los atacantes se aproximaron en vuelo rasante, para evitar la detección, subiendo solamente al llegar cerca de los blancos, apareciendo de repente en los radares egipcios. La subida final fue un ardid deliberadamente aplicado para dar a los egipcios un aviso tardío e inducir a sus pilotos a intentar levantar vuelo. Sorprendidos en las pistas de aterrizaje ó en las carlingas de sus aparatos, serían también destruidos con ellos.

Los ataques consistían de tres ondas de cuatro cazas por base. Cada escuadrilla permaneció siete a diez minutos atacando y era seguido de otra escuadrilla. Las aeronaves volvían para las bases, reabastecían rápidamente y luego decolaron nuevamente para atacar los aeropuertos egipcios más distantes. El turnaroud rápido permitió volver en una hora lo que fue posible con entrenamiento de los equipos de suelo. Los aeródromos árabes permanecieron bajo ataque por tres horas.

El principal arma fue el cañón pues penetrarían a baja altitud y llevarían pocas bombas para alcanzar largas distancias. Volar bajo dejó los misiles SA-2 inefectivos y ningún caza israelí fue derribado por SAM. Las ondas de cazas hacían tres a cuatro pasadas en el blanco. Atacaban primero con el cañón y luego dispararon sus bombas en las pistas. Los cazas estaban alineados en el patio y eran blancos fáciles.

En el fin del día Israel ya tenía atacado 17 bases en el Egipto, destruyendo 300 cazas, mitad de la fuerza aérea egipcia, en menos de tres horas. En el total fueron 451 aeronaves árabes destruidas en los dos primeros días de los cuales apenas 58 fueron en combates aéreos. Varias aeronaves egipcias que consiguieron decolar durante los ataques iniciales y sobrevivieron a los combates aéreos fueron destruidas luego al aterrizar en las pistas dañadas. Israel perdió 26 aeronaves, siendo 19 en ataques contra Egipto.

Así la Fuerza Aérea de Israel consiguió superioridad aérea inmediata y fue capaz de realizar apoyo aéreo aproximado y interdicción del campo de batalla efectivamente para apoyar las operaciones terrestres. El impacto en las tropas de tierra egipcias fue negativo por no conseguir ganar en el aire. El efecto psicológico y las acciones del enemigo se refuerzan. Los rusos saben muy bien de eso con la experiencia en la Segunda Guerra Mundial e invierten pesado en misiles SAM para proteger su ejército.

Los egipcios cometieron errores básicos como la falta de dispersión, camuflaje y sin capacidad de contra-ataque preparada. Las posiciones de artillería antiaérea estaban mal preparadas y sin protección básica. Las defensas de las bases árabes eran inadecuadas, con las aeronaves alineadas en el patio. Los egipcios colocaron aeronaves falsas en las bases para confundir los atacantes, pero fueron empleadas fuera de la realidad y el empleo de fotografía avanzada por Israel hizo al engaño fallar (ó tuvieron informaciones de espías). Los blancos falsos estaban estacionados en lugares donde no había instalaciones de combustible ó protección del exhaustor como un patio funcional tendría. Ya las bases sirias tenían por lo menos 10 MiG-17 y MiG-21 falsos durante el ataque sorpresa. Israel solo atacó los blancos verdaderos sospechándose de traidores en la bases.

La Guerra de los Seis Días fue la primera Campaña donde la munición dedicada al ataque a la pista fue usado. La bomba Dibber israelí usaba retrocohetes y paracaídas para desacelerar luego que ser disparada a baja altitud. El paracaídas luego auxiliaba al arma a apuntar para el suelo en ángulo ideal. Un cohete dentro de la bomba era disparado en dirección a la pista. La ojiva detonaba abajo de la superficie de la pista para aumentar el tamaño de la cráter. La espoleta de tiempo también era usada para prevenir que las fuerzas de reparo se aproximasen del lugar. Asimismo las pistas eran reparadas rápidamente a pesar de las pérdidas de las aeronaves no pudiesen ser recuperadas. Las cráteres en las pistas eran fáciles de reparar, pero las explosiones atrasadas atrasó el trabajo. Los ataques siguientes embarulló más todavía y la moral de los equipos de reparación permaneció muy bajo. La Dibber no precisaba de un sistema de mira propia y el piloto solo precisa volar sobre pista y disparar. Ninguna de ellas fueron lanzadas en los aeródromos del Sinaí, que los israelíes esperaban capturar para usarlos ellos mismos.

La doctrina y sorpresa contribuyeron mucho para a la derrota árabe. Los egipcios sabían que un ataque estaba en camino y falló en anticipar que tanto sería de destructivo. Cuando el ataque empezó el alto comando estaba separado de las unidades y los subordinados fallaron en tomar a iniciativa y responder de acuerdo.


Un Mirage fotografía una base egipcia luego que el ataque inicial para validar los daños de batalla.

La Guerra del Yom Kippur (1973)
En el día 5 de octubre de 1973, cazas de Siria y Egipto atacaron Israel antes de la ofensiva terrestre. La primera reacción israelí fue atacar las bases aéreas avanzadas de Egipto de donde atacaban las fortificaciones israelíes en el canal de Suez. Pero de esta hizo el Egipto aprendió las lecciones de 1967 y mejoró mucho la resistencia de las sus bases. Centenas de hangares de concreto (HAS - Hardened Aircraft Shelters) fueron construidos, pistas múltiplas y pistas de estacionamiento mixta fueron usadas como redundancia. El Egipto construyó más de mil HAS con depósitos de combustible y puesto de comando subterráneos más allá de adicionar mucha defensa aérea activa (artillería antiaérea y misiles SAM). Durante la guerra Israel solo consiguió destruir un HAS del Egipto.

Para un HAS ser destruido es preciso un ataque individual y acierto directo lo que era difícil en la época, y asimismo es difícil saber si tenía una aeronave dentro. La reacción fue atacar la pista principal y de estacionamiento para evitar que las aeronaves enemigas despeguen ó atrasar las operaciones aéreas. Las instalaciones daban una excelente protección y no podían ser destruidas por una bomba de 225kg ó misil Maverick. Israel solo consiguió destruir 22 aeronaves árabes en tierra durante la guerra. La respuesta fue atacar las pistas y centros de comando.

Las bases aéreas árabes tenían equipos de reparaciones y llevaba horas para retornar a la acción. Los ataques a las base solo las neutralizaba por algunas horas, entre nueve a doce horas, pero aliviada la amenaza las tropas en la línea de frente. Los israelíes monitoreaban las acciones con ELINT y sabían si las misiones tenían éxito. Cerrar una base por 24 horas era un gran éxito. Las defensas activas también fueron reforzadas y incluían artillería antiaérea, misiles SAM y patrullas de combate aéreo. La falta de sorpresa y mejora de las defensas antiaéreas disminuyeron el éxito de los ataques contra las bases aéreas durante la guerra. La Base de Akotmiya fue tirada de la acción por dos días luego que ataques repetidos y el-Mansura fue cerrada por seis días con siete MiG-21 destruidos en el suelo.

Antes de la guerra Egipto llevaba cazas MiG-21 pendulando en helicópteros Mi-6 para bases próximas al canal de Suez, que eran raramente usadas, para decolar en emboscadas. Egipto tenía muchas bases reservas para el caso de los MiG-21 permanecieron sin combustible lo que era bien común.

Los F-4E de Israel hacían las misiones más complejas como ataques las bases aéreas. La táctica más común era usar tres ondas de ataque. La primera para distraer los interceptores para lejos, la segunda para barrer los cazas en el blanco y la tercera onda atacaba el blanco. Cada ataque usaba de ocho a dieciséis aeronaves. La onda de ataque atacaba las defensas aéreas con método “dive tossing” ó con bombas en cacho. Luego hacían patrulla de combate aéreo protegiendo los atacantes que atacaban con bombas tontas. Mismo volando mucho bajo los egipcios tenía muchos sistemas de alerta con uso de puestos de observación y los combates aéreos eran frecuentes.

Los ataques egipcios causaron daños considerables en las bases aéreas israelíes. La base de Bir Gifgafa tuvo cinco cráteres en la pista principal que llevaron cuatro horas para ser reparadas. La torre de control fue destruida. Aeronaves aterrizando en Ras Nasrani tuvieron que se desviar de las cráteres durante el aterrizaje con un F-4 siendo dañado. Siria consiguió realizar un ataque con éxito contra la base aérea de Ramat David en la noche de 8/9 octubre con misiles FROG causando daños y bajas. En el día seis de octubre Egipto lanzó unas incursiones de comandos llevados por helicópteros contra la base de Redfin, Ras Sudar y Tasa. Los helicópteros Mi-8 fueron atacados por cazas y tuvieron bajas pesadas. Las guerras árabes israelíes demostraron como sería el uso futuro de los ataques las bases aéreas con jets rápidos a baja altitud usando armas especializadas con sistemas de puntería de precisión. Las aeronaves estacionadas en el patio mostraron ser todavía más vulnerables que durante las guerra anteriores. La construcción de HAS en las bases aéreas de la OTAN y Pacto de Varsovia fue resultado directo del éxito Israel en 1967. El éxito egipcio comprobó que eran necesarios.

Entre las lecciones de la Guerra del Yom Kippur fue la necesidad de armas “stand-off”, más allá de comunicaciones adicionales, guerra electrónica y inteligencia. La primera arma de precisión de Israel fue la GBU-15 seguida de la Piramid de proyecto local.


Dos Hunter iraquíes están marcados en la foto encima durante un ataque aéreo a la base de Qwisna en Egipto en 10 de octubre de 1973 por los F-4E del Escuadrón 119.

Fotos de un ataque contra la base de Elmaza próxima a Damasco en Siria el 11 de octubre mostrando el impacto de bombas en cacho y bombas tontas. Las fotos muestran que las bombas tontas tienen efecto más concentrado mientras las bombas en cacho tienen efecto más esparcido siendo mejores contra defensas aéreas.

Fotos del ataque a la base de Dmier realizado en 13 de octubre de 1973 por los F-4E del Escuadrón 107.

Foto del ataque a base de Tanta en el Egipto en 14 de octubre de 1973 de donde operaba los Mirage 5 libios.

La Guerra del Vietnam
 Vietnam del Norte no tenía capacidad ofensiva en el aire y la amenaza las bases aéreas americanas era básicamente terrestre. de la Nang sería un blanco tentador con decenas de aeronaves estacionadas juntas sin protección, tanques de combustible expuestos y áreas de munición fuera de local segura. Las defensas eran basadas en misiles Hawk y interceptores, pero el Vietnam del Norte nunca intentó atacarla.

El número de bases aéreas americanas en el Vietnam del Sur durante el inicio de las actividades era pequeño y tuvieron que construir nuevas bases. Las primeras fuerzas en el Vietnam tenían el objetivo inicial de cuidar de las bases. Las bases para jets precisaban ser mayores, más resistentes y lisas que las existentes.

Entre 1964 a 1973 el VietCong y el Ejército del Vietnam del Norte atacan a bases americanas 475 veces destruyendo 99 aeronaves americanas y del Vietnam del Sur y dañando más 1.170. Los ataques contra bases avanzadas y pequeñas bases aumentó el número de aeronaves aliadas destruidas para 375.

En el inicio del conflicto la seguridad de las bases era bien relajada. La mayoría de las bases no tenía muros y las defensas eran ligeros. Con las bases recibiendo aeronaves sofisticadas, luego se tornaron blancos tentadores. Como Vietnam del Norte hacía la guerra de desgaste, los ataques en pequeña escala fueron apropiados.

Los ataques en Bien Hoa demuestran el efecto destructivo de una pequeña equipo con buena capacidad de infiltración y buena inteligencia. Luego luego que la media noche del día 1 de noviembre de 1964,una pequeña equipo infiltró por 400 metros del perímetro de la base con seis morteros de 81mm. Dispararon 83 tiros en la base, atacando aeronaves B-57 estacionados lado a lado. Cinco fueron destruidas, ocho recibieron daños grandes y siete con daños ligeros. Un escuadrón entero permaneció fuera de acción por un equipo que escapó sin pérdidas.

Ataques con armas de largo alcance como cohetes y morteros representaron el 96% de los ataques. A partir de 1968, el éxito disminuye con contramedidas tomadas por los americanos. Luego que 1970, el éxito nuevamente aumentó con el VietCong aprendiendo con los errores y adoptando tácticas mejores.

Un F-100 americano destruido por un cohete de 107mm que el alcanzó directo por estar en un abrigo reforzado incompleto. El ataque ocurrió en el día 23 de febrero de 1969 en Bien Hoa.

Las acciones contra las bases aéreas del Vietnam del Norte fueron concentradas en ataques aéreos. Antes del incidente del golfo de Tonkin, el Vietnam del Norte no tenía Ninguna aeronave de combate y apenas de entrenamiento y transporte. En agosto de 1964, cazas MiG-15 y MiG-17 comenzaron a aparecer en las bases aéreas del Vietnam del Norte siendo provistas por China.

Entre 1962 a 1964, el Vietnam del Norte, con ayuda soviética y china, desarrolló su fuerza aérea. Cuatro aeródromos en Vietnam del Norte fueron construidos para recibir jets (Phuc Yen, Gia Lam, Kep y Kien An). Otros nueve aeródromos eran capaces de recibir aeronaves a hélice. Hasta mediados de 1965, la amenaza aérea era vista como tolerable y apenas a fines de 1966 que el Vietnam del Norte comenzó a incomodar de las aeronaves americanas. Algunas de las pequeñas bases del Vietnam del Norte fueron atacadas y cerradas por fuerzas de los EEUU y Vietnam del Sur en 1965 pero sin influenciar la amenaza de los MiGs. Durante la guerra, Phuc Yen y Kep fueron las bases primarias de los MiGs del Vietnam del Norte con otras bases siendo usadas como dispersión y flexibilidad operacional.

EM marzo de 1965, fue iniciado la operación Rolling Thunder. Esta operación duró tres años y consistió en una serie de ataques intermitentes contra blancos en el Vietnam del Norte incluyendo bases aéreas. Mismo con ataques pesados contra las bases aéreas, fueron considerados inefectivos en atrapar las operaciones aéreas del Vietnam del Norte.

Las aeronaves del Vietnam del Norte frecuentemente eran evacuadas para santuarios en la China ó áreas de dispersión. Debido a la naturaleza intermitente de las incursiones del Rolling Thunder, cualquier daño substancial en las bases aéreas podían ser reparados durante las pausas en los bombardeos. Los EEUU también no tenía condiciones de atacar con mal tiempo el que era frecuente en la región.

El Vietnam del Norte usaba medidas de defensas pasivas de forma extensiva para proteger sus aeródromos y aeronaves estacionadas. Algunas medidas incluían usar áreas de estacionamiento cubierta lejos de las bases, tanques de combustible enterrados, áreas de dispersión externas y camuflaje en las defensas antiaéreas y instalaciones de apoyo. La mayoría de las grandes bases aéreas del Vietnam del Norte estaban próximas de áreas populosas y por eso fuera de la acción de los cazas americanos.

Los radares de las bases permanecían a 5-10km de la base y otros radares ayudaban los interceptores que operaban en las bases. El contacto con otras bases era hecho por radio, teléfono y mensajeros. Las instalaciones de almacenamiento también permanecían a 10km de distancia con el óleo y combustible siendo movido se necesario y no almacenado en el local.

Cerca de 70 mil bloques de concretos fueron manufacturados y almacenados próximos de las bases para reparo rápido. Eran bloques de 1,8 x 1,8 metros, con 20cm de espesor y otros de 1x1 metro con 16cm de espesor. Cada base tenía cerca de 150 especialistas para reparos para cada base. Las bases eran muy bien protegidas por regimientos y baterías de misiles SAM y artillería antiaérea.

Los abrigos de las aeronaves permanecían entre 500 metros a 2km de la pista y las veces a 3km de distancia. Las veces las pistas de estacionamiento del abrigo funcionaba como pista. Los vietnamitas luego pasaron a esconder sus MiGs en las ciudades próximas en el fin del conflicto. Los helicópteros pesados Mi-6 podían transportar un MiG-17 armado y reabastecidos desde las cavernas en las montañas a 30km de distancia y traerlo nuevamente ya listo para decolar.


Los helicópteros pesados Mi-6 podían transportar un MiG-17 armado y reabastecido para las cavernas en las montañas a 30km de distancia y traerlo nuevamente ya listo para decolar. Los Mi-6 realizaron cerca de 400 misiones de este tipo.

Un MiG-17F Fresco-C del Regimiento de Caza 923 recibiendo mantenimiento en un hangar de bambú. Estas instalaciones eran bien camufladas y localizadas en aldeas.

En 1967 se iniciaron ataques tipo "contra el nido" contra las bases aéreas vietnamitas repetitivamente. Los ataques contra bases aéreas aumentaron y muchas restricciones contra ataques en bases cercanas a áreas residenciales fueron retiradas. Las tácticas de supresión de defensas mejoraron así con las armas.

La base de Kien An fue atacada 25 veces, Hoa Lac 33 veces, Kep 29 veces y Noi Bai nueve veces. Las armas usadas incluían bombas con espoleta de atraso de tiempo y minas. en una ocasión Kep volvió a operar luego de ser reparada en la noche. Las pistas volvían a operar en en el máximo luego que dos días. Entre enero de 1967 a marzo de 1968 fueron destruidos en el solo 17 cazas vietnamitas, tres helicópteros y varias instalaciones. En 50% de los ataques a la base permaneció fuera de operación por cinco horas a varios días. En 40% las bombas acertaron la base siendo que 30% alcanzaron la pista, y 10% la pista de estacionamiento. Cuatro bases permanecieron fuera de acción por 36 veces, en 120 días sumados en 15 meses.

En 11 de junio de 1967 la USAF atacó Hoa Lac y la US Navy atacó la base de Kep. El reconocimiento aéreo posterior mostró 26 MiGs destruidos en tierra, o un cuarto de la fuerza de MiGs. Junto con otros 15 MiGs derribados en Mayo, el Vietnam del Norte perdió 41 aeronaves en seis semanas. Luego la fuerza de MiG voló para el Sur de la China para reequipar, entrenar y recuperarse.

En el fin de marzo de 1968, todas las bases del Vietnam del Norte fueron atacadas hasta dejaron de ser útiles y todas las aeronaves fueron evacuadas para China. En este etapa los bombardeos fueron paralizados por encima del paralelo 19. Las bases dañadas fueron luego reparadas.

Luego de la ofensiva de marzo de 1972 cuando Vietnam del Norte invadió el Vietnam del Sur, los americanos iniciaron la operación Linebacker. El primero blanco de los bombarderos fueron el sistema de transporte de provisiones comunista y pocos blancos fueron protegidos por decreto político. Los EEUU tuvo acceso a armas mejores con bombas guiadas a láser y misiles anti-radar, más allá de mejores contramedidas electrónicas. Las bases de Phuc Yen, Yen Bai, Kep y Gia Lam estaban equipadas con cazas MiG-15, MiG-17 y MiG-21. La base de Kien An, Dong Suong, Hoa Loc y Bai Thuong eran bases de dispersión. En abril de 1972, las aeronaves americanas atacaron bases de Phuc Yen, Yen Bai, Kep y Gia Lam próximos a la costa y en la región Sur de forma intensiva. Bombas guiadas a láser fueron usadas contra pistas creando grandes cráteres y permanecieron inaccesibles a los jets.

En diciembre de 1972 la Linebacker II incluía ataques pesados contra las bases aéreas en el Vietnam del Norte. Los B-52 y F-111 fueron usados en larga escala en ataques nocturnos contra las bases principales durante 10 días. El F-111 mostró ser particularmente efectivo en ataques a baja altitud la noche.

Un piloto americano hecho prisionero en Hanoi demostró la efectividad del F-111 al compararlo con el B-52. Durante los ataques del B-52 había una secuencia de sirenas dando alerta, luces apagándose, disparo de los misiles SAM y la artillería antiaérea, el ruido de la aeronave y las explosiones de las bombas. Con el F-111 la secuencia era: estruendo sónico, explosión de las bombas, disparo de la artillería antiaérea y misiles SAM, alerta de las sirenas y por último las luces apagaban. Los vietnamitas simplemente no sabían lo que era y como reaccionar.

Con todo, a pesar del gran poder de fuego lanzado, las operaciones aéreas del Vietnam del Norte no pararon en las bases esperadas a no ser Bac Mai y Yen Bai, que permanecieron cerradas por apenas un único día. A pesar de eso, el bombardeo aéreo causó grandes daños y forzó Vietnam del Norte a mover sus MiGs hacia China.

Los ataques contra el Vietnam del Norte raramente fueron efectivos. La mayoría consiguió destruir instalaciones y almacenes y forzó la evacuación de las aeronaves hacia afuera del teatro de operaciones. Las principales razones para el debilitamiento fueron:

- Capacidad rústica para operar los MiGs
- Limitaciones política para los blancos atacados
- Eficiencia de las defensa aéreas de Vietnam del Norte
- Gran cantidad de mano de obra local para reparar daños de batalla
- Proximidad de santuarios en China
- Uso extensivo de instalaciones subterráneas y gran número de áreas de dispersión de las aeronaves.

Los ataques del Vietnam del Norte contra las bases en el Sur tuvieron resultados mixtos. En términos de daños reales fueron modestos. Mientras destruyeron 99 aeronaves americanas y Sur vietnamitas y dañaron 1170, en los combates aéreos fueron 92 aeronaves perdidas y mucho más para el fuego antiaéreo y misiles SAM. Pero considerando la estrategia del Vietnam del Norte, los ataques terrestres hicieran presión en las fuerzas americanas, infringiendo bajas, y asegurando que los las tropas y equipamientos no estarían seguros, no importando donde estuviesen.

La guerra del Vietnam demostró el peligro potencial de las bases bien defendidas las armas de largo alcance. A pesar de que estos ataques pudieron ser previstos, las armas de largo alcance como morteros y RPGs siempre tuvieron éxito, mismo con precisión limitada que disminuyó los daños y mostró la necesidad de bases reforzadas y patrullas alrededor y perímetro de la base aérea.

Foto de validación de daños de batalla de la base aérea de Kep en julio de 1967 luego del ataque por cazas F-105 de los Escuadrones 355 y 388 de la USAF. El círculo muestra las cráteres de bombas en la pista. Kep fue construida a cerca de 88 km al nordeste de Hanoi.

Foto de validación de daños de batalla de la base de Vinh en cuatro de mayo de 1968. Las anotaciones indican cráteres de bombas. El código indica que la foto fue hecha por un RA-5C del escuadrón RVAH-6 del USS Ranger.

Daños al aeródromo de Vinh luego que ser atacado durante la Linkbacker en 1972.


Una base aérea del Vietnam del Norte durante un ataque aéreo americano.



Traducción por Iñaki Etchegaray
Sistemas de Armas

No hay comentarios:

Publicar un comentario