jueves, 16 de marzo de 2017

Combate aéreo: Tácticas de combate BVR (2/3)


Tácticas de combate BVR
Parte 2/3
Viene de Parte 1


Aproximación y Maniobra

Estudios de la BAe System de 1996, sobre los misiles BVR del futuro, mostraban que a más de 40km el enemigo está libre para maniobrar sin preocuparse de ser enganchado. Existe una máxima que dice que no existe misil que no pueda ser evitado con maniobras cuando es disparado en el alcance máximo. Más allá de 40km los misiles están sin energía para derrotar maniobras evasivas. Con las armas de la época los enfrentamientos serían entre 15 a 40 km en la mayoría de las veces. Los misiles más antiguos eran letales a apenas 8km por tener menos energía. Entre 8 a 15km los cazas todavía podían evitar un encuentro se estuvieran en posición desfavorable.

Este estudio, hecho con simulaciones en computadoras, llevó la adopción del Meter en el programa BVRAAM. El Meteor tendrá alcance mayor y mayor energía a larga distancia, con zona sin escapatoria (NEZ) bien mayor. Todavía puede enfrentar con éxito blancos a 80km. El misil tendrá datalink de dos vías para confirmar se encontró el blanco. Francia realizó estudios semejantes y llegó a la misma conclusión, pasando a equipar los Rafale con el Meteor complementando el MICA.

Los británicos también concluyeron que el ASRAAM debería priorizar la velocidad para destruir el enemigo antes que este tenía oportunidad de disparar sus misiles de corto alcance, más allá de ser bueno en maniobrabilidad para combate aproximado. Misiles como el IRIS-T y AIM-9X priorizan apenas la maniobrabilidad en el combate aproximado.

El objetivo de la interceptación es se aproximar del blanco y coloca-lo dentro del envolvente de las armas, al mismo tiempo en que no da chances del enemigo hacer el mismo. En el caso de los cañones el objetivo era quedar en la trasera del blanco. Con los misiles BVR es bien más fácil por tener un envolvente mucho mayor, pero tienen que considerar también el envolvente de los misiles enemigo, junto con todos los factores que influyen estos envolventes, el que va complicar todo. son varios los factores que influyen la fase de aproximación y maniobra como altitud y velocidad de la aeronave lanzadora y envolvente de utilización de los misiles.

La altitud y velocidad son importantes para los cazas y misiles aire-aire. Los misiles son más efectivos contra blanco volando alto ó a baja velocidad. También es más seguro volar bajo y rápido. El dilema es buscar la combinación de altitud, velocidad y geometría de encuentro para maximizar las propias fuerzas y minimizar las del enemigo.

La altitud de operación es dividida en alta (encima de 30 mil pies), media (entre 10 a 30 mil pies) y baja (menos de 10 mil pies). Volar alto optimiza el alcance de detección contra blancos volando bajo y aumenta el alcance de los misiles. Subir y acelerar son dos medidas para mejorar el alcance de las armas, aumentando la energía cinética con el caza siendo usado como segundo estadio de los misiles. El alcance de los misiles aumenta todavía más si la aeronave acelerar. El problema es que volar mucho alto confunde la maniobrabilidad tornando la aeronave mucho vulnerable en caso de ataque. El Rafale, por ejemplo, tienen una razón de curva sustentada de 3,3 grados por segundo volando a Mach 1.4 a 40 mil pies, contra 19,2 grados por segundo a Mach 0,7 en el nivel del mar, ó sea, consigue hacer una curva de 180 grados en cerca de 9 segundos a baja altitud contra 55 segundos a gran altitud.

En un escenario de aproximación, un caza puede subir para forzar el otro a subir y perder energía. Quien sube bien tiene la ventaja en esta maniobra. El caza que pierde mucha energía no va tener mucha energía para disparar sus misiles ó evadir misiles y el aire raro tiene el efecto confundir más todavía las maniobras evasivas.

Volar bajo es ideal contra enemigos sin apoyo de aeronaves AWACS, para evitar detección, y funciona mejor todavía se los cazas adversarios no fueran equipado con radares con capacidad de observar y disparar para bajo (look down/shot down) ó se estuvieran desligados. En un combate contra los MiG-23 libios en 1989, los F-14 descendieran para quedar abajo de los cazas libios para que sus radares tuviesen más dificultad de detectar un blanco en el medio de los retornos del ruido de fondo.

Volar bajo también disminuye el alcance de los misiles de largo alcance tanto para quien dispara para bajo cuanto para quien va tirar para el blanco. En una persecución por atrás a baja altitud el alcance de los misiles de medio alcance gira en torno de 5 km. La baja altitud siempre se considera que habrá un "merge" después el disparo debido a la pequeña NEZ de los misiles en esta altitud.

En Vietnam los MiGs volaban a baja altitud para explorar estas debilidades de las armas americanas. Los radares no tenían capacidad de observar y disparar para bajo, los AWACS también no tenían esta capacidad y los misiles funcionaban mal a baja altitud. Israel también usa tácticas de volar bajo, lanzar nubes de chaff, ligar las contramedidas electrónicas y después subir atrás de los MiGs sirios. Los iraníes también volaban bajo pues los cazas iraquíes no eran buenos para enfrentar blancos volando bajo.

En el caso de una aeronave con grande energía agilidad/combustible pero poca autonomía para luchar, el piloto puede escoger un vuelo de corta duración y grande energía ó prolongar la lucha volando bajo y con poca energía. Volando bajo el piloto queda en la defensiva, pero con duración de combate similar al de una aeronave de gran energía.


El exceso de potencia (o SEP) es vital tanto en el combate aproximado cuanto en la arena BVR. Esto ya fue percibido en Vietnam cuando los cazas conseguían maniobrar para evitar los misiles. Un caza debe ser buen para acelerar en línea recta y subir en el perfil óptimo en el inicio del enfrentamiento. El objetivo es conseguir una posición superior. Tener capacidad de sustentar curvas sin mucha pérdida de energía también es ideal para el combate BVR.

Volar a media altitud es un buen compromiso entre alcance de los misiles y capacidad de defensa, teniendo la opción de subir ó descender de acuerdo con el escenario.

El piloto tienen siempre que reconocer el escenario en ofensivo (en posición de ventaja), defensivo (en posición de desventaja) y neutro. Existen maniobras para cada escenario. Siempre debe lanzar chaff y/ó flare en el defensivo ó después disparar para confundir la reacción del enemigo.

Escenarios dónde la aeronave puede se encontrar en posición defensivas con frecuencia es volar patrullas de combate (CAPs), BARCAP, escolta de paquetes de ataque. Escenario ofensivo típico es hacer barrido de cazas y interceptación.

El lugar donde la batalla ocurre también tiene influencia en las tácticas. Sobre tierra es posible usar el terreno como protección contra la detección. Chile usó el conocimiento del terreno contra US Navy en maniobras en el desierto de Atacama en 1996 con éxito. Suiza usa los Alpes para esconderse y atacar. Los países pequeños llevan ventaja para usar el terreno a su favor, pudiendo hasta navegar en lo visual. Sobre el mar es más difícil esconderse. En mar abierto es posible deducir que todo que viene en una cierta dirección es enemigo y facilitar el disparo de misiles BVR. En el mar no existe mucho problema de aviación civil y fronteras para se preocupar.

La condición de ventaja puede estar relacionada con el número de aeronaves en el enfrentamiento, pudiendo estar en inferioridad ó superioridad numérica ó en igualdad (os pilotos deben ser siempre buenos en hacer cuentas). El tamaño de la fuerza puede ser local ó en el teatro de operaciones. Por ejemplo, en Vietnam, los vietnamitas estaban siempre en inferioridad numérica en el aire y nunca despegaron con fuerza total para superar los americanos en número absoluto el que seria relativamente fácil. Preferían usar tácticas y atacar y correr contra los americanos.

La superioridad numérica puede ser superada por la superioridad cualitativa con sensores, armas y entrenamiento mejor. Los Tigres Voladores que lucharon en la China durante la Segunda Guerra Mundial estaban casi siempre en desventaja contra los japoneses. Los enemigos de los P-40 eran los Ki-27 "Nate" y Ki-43 "Oscar". Eran cazas ligeros, mal armados y muy maniobrables. Los pilotos japoneses entrenaban mucho para combate aproximado y serían mejores en esta arena. La respuesta de los Tigres Voladores era sólo atacar si estuviesen en posición de ventaja y atacaban y picaban para acelerar. Los japoneses quedaban en la defensiva con maniobras y no conseguían huir ó perseguir por ser más lentos. Los Tigres Voladores podían hacer ataques repetidos con poco riesgo. Los Tigres Voladores consiguieron 230 kills en siete meses y la mayoría eran cazas (80% era Ki-27).

La calidad de las aeronaves enemigas lleva a pensar en dos escenarios principales de enfrentamiento. Después de determinar el tipo de blanco, es preciso determinar que tipo de armas debe estar usando y pensando siempre en lo peor. Se el blanco no tienen misiles BVR, sólo es necesario se aproximar, y mejor todavía contra blancos volando bajo. Tener un misil mejor siempre genera menos demanda del piloto.

El escenario más difícil es cuando el blanco está armado con misiles BVR tipo "dispara y olvida", pudiendo disparar y huir. Si el blanco estuviera armado con misiles de guiado semi-activo de largo alcance, no va ser posible huir después de disparar. La victoria va depender más de trabajo en equipo y tácticas. El combate va recordar el "juego de la gallina". Las dos aeronaves vuelan en dirección a la otra y dispararon uno contra el otro. Si continúan volando para actualizar el misil también vuela contra el misil enemigo. Por eso el trabajo en equipo es importante así como disparar dentro de la NEZ.

La otra táctica es intentar un ataque de sorpresa por atrás y disparar, pero es efectivo mismo con las aeronaves furtivas. Radares GCI y AWACS tienen la función de evitar ataques de sorpresa para los dos lados.

En la fase de maniobras el enemigo luego percibirá el ataque. Serán tres escenarios posibles. Primero el enemigo no reacciona ó no sabe que está siendo atacado y va ser pegado de sorpresa. En el segundo escenario se huye, lo que es bueno pues negó el uso del espacio aéreo por lo menos momentáneamente. Si huye será perseguido hasta evitar el uso del espacio aéreo el máximo posible. Forzar al enemigo a abortar una misión puede ser suficiente siendo llamado de "mission kill". En el tercer escenario el enemigo apunta el nariz en su dirección y fija el radar lo que significa que también está enfrentado. En esta situación es bueno ligar las contramedidas electrónicas y suponer que el enemigo debe estar hacer lo mismo.

Si quedáse determinado que el enemigo debe estar equipado con misiles BVR, y este misil tienen alcance mayor que los suyos, mientras es preciso pensar en jugar en la defensiva. En un escenario con el enemigo en posición indicativa de disparo, todavía sobran 12-15 segundos para evasión en el alcance máximo. ¿Qué hacer en esta situación?

La primera táctica es hacer "beaming". El piloto hace una curva rápida de alto "g" de 90 grados a izquierda ó derecha para destruir el cambio de Doppler del radar enemigo. El radar quebrará la fijación y el misil no conseguirá enfrentar si estuviera siendo guiado por datalink. Hacer beaming también funciona contra misiles que se tornan activos. La maniobra beaming también es llamada de "using d notch" (para Doppler Notch) siendo hecha por corto períodos y tienen que revalidad lo que el RWR muestra. Si el misil todavía lo persigue es mejor huir y acelerar lo que funciona a cerca de 20km de distancia del misil. Si la maniobra beaming funcionara, es sólo volver para readquirir el blanco y también enfrentar. Si no fuera posible tener buena conciencia de la situación es mejor huir.



La maniobra beaming consiste en mantener una dirección en 90 grados en relación con el radar blanco. La maniobra funciona por apenas algunos segundos.

El efecto de la maniobra beaming al radar es conocido por la USAF desde 1978 durante los ejercicios AIMVAL/ACEVAL en Nellis para determinar los requerimientos de misiles aire-aire de próxima y que llevó las especificaciones del AMRAAM y AIM-9X. La maniobra beaming contra un caza puede ser en la horizontal. Contra radar GCI ó más de un radar enemigo tienen que ser en la vertical. Conviene lanzar chaff mientras que se realiza la maniobra.

En un ejercicio entre los F-16 de la USAF contra los MiG-29 de Hungría, los F-16 eran dirigidos un par contra cada MiG y atacarían con el AMRAAM. En la primera misión, los MiG-29 usaron apoyo de radares GCI, su RWR y no emitían con el radar. Volaba a 200 metros de altura y lento, cerca de 400km/h, para evitar se detectado volando bajo. Al llegar a 40km de distancia de los F-16 empezaron las maniobras beaming que funcionaba a 60 grados volando lento. Sin detección continua, y sin acompañamiento, los F-16 volando a 5 mil metros fueron se aproximando. Un MiG-29 consiguió contacto visual contra el sol, en perfecto beaming a 90 grados y esperó los cazas americanos pasaron por cima. Después prendió el post-combustor, encendió el radar en el modo de combate aproximado y realizó una curva de 9 "g´s" atrás de los F-16. Fue cuando los americanos consiguieron contacto visual y hicieron un break iniciando combates a corta distancia, pero ya era tarde y el MiG disparó un R-73 a 2km. El ala estaba lejos y no pudo ayudar.

Los MiG-29 no usaron jamming y ni chaff. Los húngaros ni podían usar el chaff pues los animales lo comían al llegar en el suelo y era antiecológico. Los americanos simplemente esperaban un enfrentamiento frente al frente y con un kill fácil con el AMRAAM. En la próxima misión el MiG-29 disparó el R-27R y los F-16 el AMRAAM. En estos ejercicios los F-16 no tenían apoyo de aeronaves AWACS y sin esa la capacidad superior en el BVR no ayudaba mucho.

En 1997, durante la maniobra Mistral I, los Mirage IIIE de la FAB consiguieron óptimos resultados contra los Mirage 2000C franceses usando la maniobra beaming en la vertical. Los Mirages de la FAB no tenían un buen radar y ni RWR y apenas el apoyo de radares GCI que daba la indicación de dirección y posición del enemigo. Era esperado una derrota fea, asimismo sin el uso de misiles BVR en la misión, pero consiguieron ventaja en el inicio apenas con el uso de tácticas y fueron perdiendo la ventaja después con el enemigo descubriendo el truco.

Una táctica practicada por los pilotos rusos para aproximarse a aeronaves AWACS y otras aeronaves de alto valor es usar uno ó dos pares de aeronaves volando bien próximas en alta velocidad con el ala a cerca de tres metros lateralmente y 15 metros para atrás, pudiendo seguir señales visuales del líder. Mientras que están más allá de la distancia dónde las técnicas de procesamiento de señales en el modo de validación de incursión pueda ser usada por los defensores para determinar que los dos blancos adquiridos sean de verdad cuatro aeronaves, los dos líderes señalizan una parada, poco antes de los radares Pulso-Doppler ó AWACS lo iluminase sus sistemas de alerta radar en toda intensidad. Ellos mientras tanto inician maniobras Split-S Doppler negativas, Cobra ó Hook, antes de picasen para baja altitud, haciendo beaming en la vertical, y acumulando energía en el proceso.

Mientras que eso, las dos aeronaves despistadoras mantienen la dirección para hacer el AWACS pensar que está todo en orden, y después huyen. Eso induce a una cierta complacencia en los operadores del radar. Durante esos preciosos segundos, los dos cazas "snipers" se aproximan a baja altitud para el abatimiento. Antes de ser adquiridos ó antes de otros cazas enemigos ser vectorados para la interceptación, las dos aeronaves snipers se aproximan, fijan en el blanco, pasivamente, y lanzan varios misiles aire-aire guiados por radar ó las primeras salvas de misiles de largo alcance como el R-77.

Los pilotos occidentales son muy dependientes de aeronaves AWACS y ese escenario llevaría a una considerable confusión. Los misiles aire-aire rusos son optimizados para pilotos "snipers" e incluyen medios de adquirir el efecto Doppler, creado por la rotación de las palas de un helicóptero. Por eso, ellos pueden derribar aeronaves AWACS a media altitud y bombarderos a través de técnicas home-on-jam.

Cuando el Beaming es usado como maniobra ofensiva es llamada táctica bravo. La táctica alfa es una separación horizontal de 45 grados entre el líder y el ala. Si el enemigo escoge uno como blanco, el otro se acerca por el lado libre intentando colocar el enemigo en un “sandwich”.

La maniobra "corazón polaco" es la maniobra de abrir la formación e intentar virar contra el blanco por atrás para identificación y ataque. La maniobra recuerda el formato de un corazón. En el combate de enero de 1989, los Tomcats de la US Navy contra los MiG-23MF libios dispararon sus Sparrow y erraron. Después hicieron el "corazón polaco", atacando cada lado de los libios. Estaban dentro del envolvente de los R-23 pero los MiG-23 no tenía capacidad de ver y atacar blancos volando más bajo.


La conversión por atrás es una maniobra básica del combate aéreo. Cuando hecho por los dos lados es llamada de "corazón polaco".

Cranking es la maniobra de disparar y dar media vuelta para huir siendo usada con misiles del tipo “dispara y olvida”. El F-22 hace "super-cranking" disparando a larga distancia y hace curva supersónica para huir. Con supercrucero queda más garantido quedar fuera del alcance de las armas enemigas.

La RAF llama cranking a las tácticas bansai skate. En la corrida skate, una táctica de fuga, el piloto verifica la geometría y el tiempo de disparo, dispara un misil BVR y huye de la NEZ enemiga. En la corrida bansai es para disminuir la distancia de evasión y el piloto continua volando hasta el EPOL (Escape Point Of Launch), ó punto de fuga de disparo, ó el último punto dónde el enemigo puede disparar. El caza debe atacar todos los enemigos se decidir ir para el "merge", ó el combate aproximado.

Huir es bueno para hacer el enemigo gastar sus misiles. Un enemigo disciplinado no permite que el enemigo haga eso más de lo que él desea. El termo "drag" (arrastrar) es usado para los escenarios de "virar y huir" y funciona mucho bien en un escenario multi-aeronaves con el enemigo tendiendo a quedar nervoso cuando percebe eso. Puede ser un kill fácil para el ala ó otro elemento si el enemigo no percibe eso. La regla es dejar huir. El éxito va depender también de la misión. Negar espacio aéreo temporal para el enemigo, para proteger un grupo de ataque, puede ser el suficiente.

En la fase de maniobras es conveniente hacer curvas en "S" constantes, cambiando el punto futuro constantemente de un posible ataque con misiles BVR y engañando la solución de tiro enemigo. Si estuviera siendo atacado el misil hará las mismas curvas en "S" y todavía más apretadas pues usa "lead pursuit" perdiendo energía rápidamente. Funciona bien en el alcance máximo.

 Las tácticas de formación varían de un país para el otro. En los USA la formación es más fluida, con suporte mutuo con ala esparcido 1,5 a 2,5km permitiendo maniobras evasivas violentas para evasión ó poder posicionar para apoyo. Los rusos usan una formación más cerrada el que aumenta el retorno radar y tienen poco espacio para maniobrar. Mientras que en los USA todos los pilotos tienen la posibilidad de atacar, generalmente quien detecta primero, en la Rusia apenas algunos pilotos son más bien entrenados, los pilotos snipers, mientras que los otros entrenan menos y son más para apoyo.

Ejemplos de tácticas de formación son la "burst" y la "slash and dash". En la maniobra "burst" todos los cazas de una formación están a más ó menos 400 metros un del otro y maniobran en la misma dirección simultáneamente para enfrentar y quebrar el acompañamiento del radar enemigo simultáneamente.

Los ataques tipo "slash and dash", es hecho con varias aeronaves al mismo tiempo, de varias direcciones, coordenados, y con misiles de largo alcance. Los rusos usan esta táctica contra aeronaves AWACS. Cazas MiG-25 ó MiG-26 vuelan bajo en la frontera y aceleran todos al mismo tiempo contra el blanco. Es preciso por lo menos ocho para saturar las escoltas. La contramedida es hacer una "emboscada de misiles", con una batería de misiles SAM de medio ó largo alcance en una posición entre el AWACS y la posible ruta enemiga, con los cazas enemigos teniendo que pasar sobre esta y volando rápido. So entraran en la defensiva no conseguirán derribar el AWACS y si no maniobran tienen grandes chances de ser derribados. Las emboscadas de misiles pueden ser hechas también con cazas siendo usados como señuelo.

 
 
Una táctica de equipo para combate BVR es el "grinde" hecha por por el menos una escuadrilla. Si el blanco entra en el alcance del radar, un elemento hace una curva de 180 grados y se evade a hasta 35km. Después el líder dispara y gira 180 grados y “arrasta” el enemigo. Después el elemento más de atrás gira 180 nuevamente y pasa a la ofensiva mientras que el líder queda en la defensiva. La maniobra es repetida continuamente hasta abatir el enemigo. Una variación es disparar un misil BVR en el alcance máximo y hacer una espiral en picada lo que confunde el disparo del enemigo y puede ayudar el propio misil actualizando en cada curva.

Durante un combate aéreo siempre debe ser considerado que la maniobra enemiga pueda ser parte de algún tipo de maniobra para despistar. Puede ser un "sandwich", ó desviar de un ataque en otra área, ó "arrastrar" las escoltas para lejos ó para una emboscada de misiles. El enemigo puede tener ligado el radar ó las contramedidas electrónicas apenas para dar indicación falsa. La tácticas de los escuadrones de ataque con F-4 de Israel contra los países árabes era usar una escuadrilla para llevar los interceptores para lejos del blanco, una segunda para hacer cobertura de caza en el blanco y una tercera para atacar el blanco.

Durante la noche las tácticas también cambian un poco. Los F-15 recibieron visores de visión nocturna en 1999, pero prefieren hacer tácticas de volar en fila con separación de 40km y con ala atacando se el líder fallar (ó quien volar en la frente). El primero vuelta y entra atrás recordando un carrusel. Este tipo de formación también alivia el ala de posicionar del lado con menos riesgo de colisión en maniobras y permite el número 2 y número 4 quedar 3-5 millas atrás de sus líderes. La noche pueden acompañar el líder por el radar.

Al escoltarse al paquete las CAPs tienen que tomar cuidado con fuego amigo. Ya la táctica enemiga es mezclarse, más allá de dispersar el paquete, fuerza a aligerar cargas y evita ser atacado por misiles BVR. Si estuviera solo puede disparar sin miedo, pero todavía con mucho riesgo de ser atacado en la arena visual.

Interferencia electrónica es otro gran igualador en el combate BVR. Una buena ECM ayuda al confundir el disparo enemigo. No es posible derrotar un misil ó radar totalmente, pero si degrada el uso. Puede ser el suficiente para conseguir disparar primero. Los ECM tienen el problema de denunciar la posición, no precisamente, pero muestra la dirección, y también tienen que tomar cuidados con misiles con modos HOJ. 



Sistema de Armas (c)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada